EMPRESA ELÉCTRICA QUITO FIRMA CONTRATO PARA ADQUIRIR MEDIDORES INTELIGENTES

8/09/22

El viernes 05 de agosto de 2022, la Empresa Eléctrica Quito, EEQ, firmó un contrato para implementar un Sistema de Medición Avanzada (AMI) con más de 20 mil medidores inteligentes para clientes de facturación masiva especial y transformadores de distribución, con lo cual se podrá mejorar la calidad del servicio a este grupo de clientes mediante el uso de esta tecnología avanzada de medición y que además permitirá controlar los niveles de pérdidas de energía.

Esta adquisición es parte de un convenio de asociatividad firmado en diciembre de 2018 entre las empresas eléctricas de distribución de Ambato, Cotopaxi, EMELNORTE, CENTROSUR y la EEQ, para realizar compras corporativas de medidores inteligentes y la implantación de un Sistema AMI (Infraestructura de medición avanzada), adquiriendo en conjunto más de 40 mil medidores inteligentes y abaratando costos al utilizar el criterio de Economías de Escala.

Un sistema AMI integra elementos de hardware y de software para conformar con base en un medidor inteligente, una infraestructura de comunicaciones integrada que permite intercambios bidireccionales de información y de registros en tiempo real.

Las ventajas de estos medidores son múltiples: monitoreo de consumos en línea, información para hacer un uso eficiente de la energía, disminución de los tiempos de falta de suministro de electricidad por fallas en el sistema, mejora en la calidad del servicio comercial y su proceso de facturación, restablecimiento inmediato del servicio suspendido por falta de pago, automatización de los procesos de corte y reconexión, control de pérdidas no técnicas mediante el monitoreo de clientes infractores, disminución de tiempos de atención en consultas y reclamos, toma de decisiones en tiempo real, disminución de tiempos de atención de solicitudes de nuevos servicios, entre otros.

La EEQ recibirá en total 22.306 medidores: 16.625 para clientes de facturación masiva con altos consumos; 5.261 para clientes de facturación especial y 420 para monitoreo de transformadores de distribución. El plazo de implementación de este proyecto es de 24 meses, más 12 meses para soporte y mantenimiento.

Estos primeros medidores inteligentes serán parte de un proyecto piloto; se prevé que en cinco años luego de la implementación se tenga un crecimiento mínimo del 7% dentro de estas zonas y crecer con este tipo de tecnología en zonas conflictivas, de difícil acceso, y de mayor consumo dentro del grupo de clientes de facturación masiva, así como un control total de los clientes de facturación especial. Cabe indicar que el cambio de los medidores existentes por lo medidores inteligentes AMI no tendrán un costo adicional al cliente final, pues con estos dispositivos se tendrá un retorno importante por cambio de tecnología.

El sistema AMI permitirá la automatización de los procesos de corte y reconexió.