CONTEO DE AVES RATIFICA LA IMPORTANCIA DE LOS RESERVORIOS DE LA EEQ PARA LA VIDA SILVESTRE

3/11/24

En los reservorios de Guangopolo, Cumbayá y Los Chillos de la Empresa Eléctrica Quito, EEQ, se realizó el primer conteo de aves del Censo Neotropical de Aves Acuáticas (CNAA)  correspondiente al año 2023. Estos reservorios de la EEQ están registrados en una plataforma mundial como refugio de aves, por lo que cada año son monitoreados para medir su estado.

Con la dirección de Daniel Arias-Cruzatty y Jennifer Romero, personeros de UrbanOrnis - Birding in the City, colaboradores de la EEQ de la Dirección de Participación Socio Ambiental y miembros de la Comunidad realizaron los recorridos matutinos para documentar la presencia de aves.

Cabe recordar que los humedales de los reservorios de Cumbayá, Chillos y Guangopolo se consideran refugios de aves, tanto migratorias como residentes. La presencia permanente de agua provee de alimentación a las aves acuáticas que habitan en el sector y otras que visitan desde otras partes del continente a estas áreas, en época de invierno. La cobertura vegetal con plantas nativas es refugio y alimento de otras especies de aves terrestres, por lo que se recomienda mantener y sembrar más de estos arbustos.

En esta ocasión, el conteo de aves arrojó los siguientes resultados: en el Reservorio de Guangopolo se observó a 599 individuos de 41 especies diferentes. En Cumbayá, 25 especies fueron observadas con un total de 363 individuos. En Los Chillos, se documentó la presencia de 11 especies y 52 individuos.

El CNAA es un programa científico de monitoreo a largo plazo, basado en conteos de aves acuáticas. Se realizan dos veces al año, en febrero y en julio, en toda América del Sur. Lo regula "Wetlands International", una organización mundial sin fines de lucro que trabaja para mantener y restaurar los humedales y sus recursos para las personas y la biodiversidad.

Los arbustos alrededor de los reservorios ofrecen protección y alimento a decenas de especies de aves.