Clientes especiales

Son considerados como clientes especiales:

  • Quienes tienen una capacidad instalada mayor o igual a 50 kilovoltamperios (kVA) en sistemas trifásicos o monofásicos.
  • Aquellos de la masiva con consumos mayores a 4.000 kilovatios hora (KWh).
  • Quienes tienen tratamiento de facturación o recaudación especial: accionistas de una central de generación particular, a los que se dota de potencia y energía a través de las redes de distribución de la EEQ, por lo que se cobra peajes por el servicio y son denominados clientes del Mercado Eléctrico Mayorista.

El Cliente Especial tiene atención personalizada con ejecutivos de cuenta y revisores especiales, para atender sus solicitudes, consultas en temas técnicos y administrativos, asesoramiento en el uso de energía, instalación de nuevos servicios, medición de consumos de energía y potencia, facturación, convenios de pago, si es necesario, para otorgar un servicio rápido y oportuno a sus requerimientos.

TARIFAS

La tarifa depende del nivel de tensión, de la cantidad de energía, potencia y uso. Se aplican a clientes industriales, comerciales, asistencia social, entidades oficiales y deportivas. Las tarifas son:

  • Baja tensión con demanda.
  • Baja y media tensión con demanda y registrador de demanda máxima.
  • Media tensión con demanda y registrador horario.
  • Alta tensión con demanda y registrados horario.

TELEMEDICIÓN

La Empresa Eléctrica Quito dispone del Sistema de Telemedición que permite contar con mediciones en línea con medidores electrónicos, que están asociados a un módulo de comunicación GPRS externo, que se encarga de transmitir los datos del medidor hacia un centro colector de datos (MDC) que almacena los datos y realiza las aplicaciones para ser visualizadas por la Empresa y el Cliente Especial.

Las lecturas de la energía activa de este tipo de medidores son registradas cada cinco minutos. Las demandas de los diferentes períodos y horarios de consumo las transmite mediante un módulo de comunicación externo hacia el colector de datos. Este sistema no solo facilita la lectura de los consumos medidos, sino que permite un control de esta clientela mediante alarmas, da a conocer las diferentes condiciones del sistema de medición, como diagramas fasoriales, perfiles de carga, balances de energía, falta de comunicación y/o de fase. Permite medir los niveles de voltaje del suministro de energía e identificar interrupciones de servicio para apoyar en la gestión de la calidad, la continuidad del servicio y el control de pérdidas.